Balandra, la playa que fascinó a los de “Camino a Marte”

Dos amigas que quieren alejarse de todo y liberarse por completo. Una de ellas sufre una enfermedad terminal y se rehúsa a permanecer encerrada en un hospital. Su lugar de escape es una solitaria playa color turquesa, rodeada de parajes desérticos, donde al final encuentran una perspectiva más optimista de la vida.

Balandra, una reserva natural en Baja California Sur, es una de las locaciones principales de la película “Camino a Marte”. En la cinta, visitar este destino sirve como pretexto para que las protagonistas inicien un road trip de autodescubrimiento y conozcan a un misterioso personaje que asegura ser un extraterrestre.

eluniversal.com.mx | Leer nota